¿Es real el efecto Mozart?

Durante años se ha creído que poner música de Mozart a los bebés en gestación o ya nacidos contribuye a un cambio positivo en su intelecto y sensibilidad futuros. Aunque esto no está comprobado en términos científicos, nadie niega los enormes beneficios que la música nos proporciona.