La carrera de la alegría

Cuando conocí a Lucía tenía 34 años, trabajaba muy duro en una empresa y había sufrido impactos emocionales fuertes, entre ellos la pérdida de un familiar cercano. Esto sin contar que su rutina la obligaba a jornadas extenuantes de trabajo, que en la tarde reducían su nivel de eficiencia a menos del 50%. Los pendientes se acumulaban…

Lucía se sentía abatida. Fumaba y tomaba café en exceso, porque pensaba que eso la ayudaba a sentirse “despierta”. En algún momento intentó ir a terapia, y hasta tomó medicamentos, pero su estado anímico estaba marcado por la falta de tiempo para dedicarse a ella misma y recuperarse.

Y su vida cambió para siempre

Lucía recordaba cuánto le gustaba correr en su infancia, y decidió probar el deporte a raíz de estos descubrimientos, así que se puso un reto: correr un medio maratón en el año, una de las pruebas más lindas de las carreras de fondo, “21 kilómetros y 97 metros”. Era apenas el mes de enero. Comenzó así un plan de entrenamiento que podía hacer a cualquier hora, pero poco a poco fue encontrando que siempre se puede dedicar más tiempo a lo que realmente te gusta y hace bien.

Los primeros cambios que notó fueron precisamente mentales: estaba más despierta, comenzaba a entender todo mejor, rendía mucho más en el trabajo y el tiempo le alcanzaba. Dormía como bendita después de jornadas de varios kilómetros, que gradualmente fue aumentando. También tenía un apetito inesperado, porque el ejercicio provocó cambios en su cuerpo que ella nunca hubiera imaginado.

Seis meses después de comenzar a entrenar, corrió su medio maratón y ya no pudo detenerse. Al año siguiente correría la romántica carrera del maratón, en la Ciudad de México. Para entonces, había olvidado cómo era eso de sentirse mal.

Lucía no ha dejado de compartir su experiencia, de fumadora depresiva a atleta feliz. Fue ella quien una tarde en una sesión de entrenamientos con varios grupos de corredores, me contó esta historia real que hoy les comparto.

La depresión

-Es un trastorno mental frecuente.

-Afecta a más de 300 millones de personas en el mundo.

-Es la principal causa mundial de discapacidad.

-Contribuye de forma muy importante a la carga mundial general de morbilidad.

-Afecta más a la mujer que al hombre.

-Afecta a personas de todas las edades, grupos sociales y etnias.

-Hay tratamientos eficaces, pero también puede llevar al suicidio en casos extremos. 1

Fuente: OMS

Categorías Destacados Siempre alerta tips y consejos útiles