¿Es tan difícil dejar de fumar?

Querido amigo fumador:

Como bien sabes, los fumadores siempre encontramos los mejores pretextos para seguir cayendo en el hábito del cigarro, que a largo plazo resulta muy pernicioso para nuestra salud y la de las personas que nos rodean.

La verdad es que el tabaquismo es una adicción, es decir, una enfermedad, y tiene explicaciones muy fundamentadas que nos permiten entender qué nos sucede cuando fumamos.

En 1988, el Ministerio de Salud de Estados Unidos clasificó a la nicotina, sustancia que se encuentra en los cigarros, como adictiva. Un fumador consume entre uno y dos miligramos de nicotina en cada cigarro, y esta llega al cerebro en 10 segundos, creando muy pronto una profunda adicción.

Según los expertos, el consumo de tabaco genera diversas dependencias:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo he sido fumadora desde los 16 años, cuando comencé a escondidas de mis padres y como un juego entre amigas. Un día me di cuenta de que si no tenía cigarros me ponía de mal humor, y que buena parte del poco dinero que tenía me lo gastaba en eso. Prefería fumar antes que comer.

Así viví muchos años, diciéndome frases como “de algo nos morimos todos”, o “un cigarrillo no me va a hacer daño”. Es cierto, un cigarrillo solo no hace daño. Sin embargo, se considera que cada cigarro reduce entre 7 y 15 minutos la vida de un fumador activo. Esto significa que, a lo largo del tiempo, este vivirá en promedio 10 años menos que los no fumadores, en el caso de contraer antes alguna de las enfermedades directamente asociadas al cigarro, como el cáncer de pulmón.

Así viví muchos años, diciéndome frases como “de algo nos morimos todos”, o “un cigarrillo no me va a hacer daño”. Es cierto, un cigarrillo solo no hace daño. Sin embargo, se considera que cada cigarro reduce entre 7 y 15 minutos la vida de un fumador activo. Esto significa que, a lo largo del tiempo, este vivirá en promedio 10 años menos que los no fumadores, en el caso de contraer antes alguna de las enfermedades directamente asociadas al cigarro, como el cáncer de pulmón.

Al cabo de 18 años fumando, me vi un día al espejo y me di cuenta de que una sustancia me estaba derrotando. Tenía los dientes manchados, bronquitis asmática, me sentía siempre mal, comía poco, solía perder la voz y enfermarme a menudo de la garganta. Además, dormía poco y cada vez era menos creativa y menos productiva. Tenía el sueño de ser una corredora, pero era incapaz de correr ni cinco minutos. Me propuse cambiar.

Un día, apagué el último cigarro, tiré la cajetilla y empecé a entrenar en un gimnasio. Mi coach conocía mis propósitos, así que conté con su ayuda. Era tan fuerte el deseo de llegar a ser corredora de fondo, que no volví a fumar ni una sola vez. Con los días comencé a ver los cambios, a mejorar mi entrenamiento, a dormir bien y a sonreír. Unos meses después, corrí el primer maratón de mi vida: 42 kilómetros y 195 metros. Fue genial, pero lamenté mucho no haber tomado una decisión así 10 años antes.

Dejar de fumar es mucho más difícil de lo que imaginamos. Algunos pueden resolverlo de inmediato echando mano de su voluntad. Para otros, hay remedios que ayudan:

1. Dejar de fumar poco a poco: disminuye paulatinamente la cantidad de cigarros que fumas al día, empezando por la mitad, hasta que puedas dejarlo por completo.

2. Busca alternativas a la nicotina: consume productos que reemplazan las cantidades de nicotina que tenían tus cigarros, como parches, chicles, píldoras o atomizadores nasales. Antes de usarlos, es necesario consultar con tu médico.

3. Prueba la acupuntura: la medicina tradicional china ha sido usada exitosamente para controlar la ansiedad que produce la abstinencia de la nicotina.

En fin, querido amigo fumador. Pensé que era importante compartirte estas ideas y experiencias, pues hoy me doy cuenta de que me hubiera sido muy útil que alguien hubiera hecho lo mismo conmigo cuando todavía pensaba que fumar era lo máximo.

 

Fuentes:

Ministerio de Salud de Estados Unidos

Programa Nacional del Control del Tabaco, Argentina

Organización Mundial de la Salud

Web: Mejor con salud

Categorías Destacados GNP te cuida