Aprovecha tu aguinaldo

 

A Diana le gusta irse de vacaciones con su marido y sus hijos para estar juntos en Año Nuevo, después de pasar Navidad en compañía de padres, hermanos y sobrinos. No obstante, de acuerdo con su carácter previsor, no se conforma con esto, sino que también se pone a organizar su vida y ver los pendientes que le traerá el año que está por llegar.

Uno de los temas que siempre toma en cuenta son los seguros. Verifica con cuidado especificaciones y plazos de vencimiento y, aprovechando que tiene un poco más de dinero que de costumbre, se ocupa de renovar los que están por vencerse.

Al ser precavida, Diana nunca pierde de vista que desea mantener el mismo estilo de vida en su futuro, por eso procura destinar parte de este dinero a su ahorro para el retiro.

Ella siempre llama a su agente y le pide que le actualice las coberturas que tiene, así como los términos y condiciones de cada póliza. Aunque lleva varios años con la misma compañía, también pide cotizaciones para comparar lo que están ofreciendo otras aseguradoras, si bien hace lo posible por conservar su antigüedad y beneficios. Esto lo hace especialmente cuando ha tenido que utilizar un seguro, pues eso le permite evaluar el servicio que recibió al hacer la reclamación del siniestro que la afectó.

Por otra parte, considera las fechas de facturación y pago, buscando que los beneficios fiscales queden dentro del ejercicio fiscal que más le convenga, pues a veces pueden marcar una diferencia importante en los impuestos que habrá que pagar al fisco al preparar la declaración anual.

Después de consultar con su agente y dejar todo en orden, Diana y su familia se marchan, como cada año, a pasar unas deliciosas vacaciones con la tranquilidad de empezar el nuevo ciclo listos para lo que venga.

 


Categorías Destacados GNP te cuida