Resistencia a los antibióticos, un problema mundial

Cuando Julia se fue de vacaciones a Europa, su abuelita Josefa quiso asegurarse de que llevara en su maleta una buena reserva de antibióticos, sabiendo que no iba a ser fácil obtenerlos durante el viaje si se enfermaba. ¿Previsora? Probablemente, pero doña Josefa no se daba cuenta de que así estaba contribuyendo a un fenómeno cada vez más extendido: la resistencia a los antibióticos.

Ante la buena intención de Josefa, Julia extendió firmemente ambas manos y le dijo, “No te preocupes, abuelita. Si me llego a sentir mal, existe un excelente sistema de salud en los países a donde estaré viajando, aun para los extranjeros que están de paso, y yo cuento con un seguro a nivel internacional, por si acaso”.

 

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Categorías Destacados GNP cerca de ti