Nadie quita lo bailado

Melisa llevaba varios meses con unos kilitos de más que no encontraba la manera de bajar, había intentado varias dietas que parecían no servir, hasta que un día decidió por fin ir con una nutrióloga que le ayudará a llegar a su meta. Ella después de hacer un diagnóstico le recomendó una dieta balanceada y comer entre comidas, pero también le pidió hacer ejercicio ya que esa era la única manera en la que podría controlar mejor su peso y ansiedad para comer.

Melisa, que no tenía el hábito de ejercitarse intentó hacerlo, pero le parecía muy monótono y aburrido ir al gimnasio a hacer pesas o cardio. Ella estaba buscando una actividad con la que se divirtiera y pudiera comprometerse para convertirlo en un hábito. Fue así, que una compañera de la oficina le recomendó que empezara a ir a clases de baile ya que además de ser un ejercicio muy activo tiene otros beneficios generales para la salud:

Melisa analizó todos estos beneficios y se percató que justamente era la actividad física que necesitaba. Se dio cuenta que objetivo del baile, es mantenerse en movimiento mientras te diviertes.

Al día siguiente se inscribió a una escuela de baile, donde había de diferentes tipos y ahí podía conocer el estilo que más le gustará y con ellos poder divertirse mientras cuida su cuerpo.

Categorías Destacados Siempre alerta tips y consejos útiles