Consejos para contrarrestar la contaminación

Quienes habitamos ciudades con índices importantes de contaminación, nos pasamos la vida quejándonos de los perjuicios que eso nos trae, tanto en la vida cotidiana como en la salud. Aunque tenemos buenas razones para hacerlo, no debemos olvidar que quienes contaminamos el medio ambiente somos nosotros mismos. ¿Qué hacer?

Más allá de participar en los programas oficiales para reducir emisiones contaminantes, sobre todo en lo que se refiere a transporte y movilidad (las estadísticas muestran que los vehículos son causantes de 60% de consumo energético de las Ciudad de México y generan 78% de partículas de óxido de nitrógeno), podemos hacer muchas cosas para contrarrestar los efectos de la contaminación.

 

Contrarrestar la contaminación

Alimentos que ayudan a eliminar sustancias tóxicas: 

  • Tés. Negro, rojo, blanco y verde, ricos en polifenoles, mitigan el daño celular del smog, reduciendo los riesgos de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Sus cualidades diuréticas ayudan a eliminar toxinas desde el riñón. La catequina, antioxidante del té, neutraliza los radicales libres y previene la formación de la nitrosamina que producen el tabaco y la polución.
  • Frutas y verduras orgánicas. Eliminan metales pesados del organismo, también producto del smog.
  • Ajo y cebolla: Ricos en sustancias que ayudan a excretar toxinas acumuladas en el hígado y los riñones, como metales pesados. Son antinflamatorios naturales y broncodilatadores, buenos para enfermedades respiratorias.
  • Brócoli. Como la coliflor y las coles de Bruselas, contiene sulforafano, sustancia que incentiva la producción de enzimas desintoxicantes.
  • Cítricos. Estos y otros productos, como el kiwi, los pimientos y el perejil, contienen vitaminas C, antioxidantes naturales y bloqueadores de la formación de nitrosamina y otros agentes cancerígenos.
  • Soya y sus derivados. Tiene efectos desinflamatorios sobre órganos como los pulmones, que se enfrentan a padecimientos producidos por la contaminación o el tabaquismo.
  • Combaten el estrés oxidativo, efecto de la contaminación ambiental, y funcionan como diurético.
  • Zanahorias, melones y espinacas. Todos los alimentos ricos en vitamina A y carotenos tienen un efecto protector sobre la piel y las mucosas, por lo que se convierten en previsores de cáncer y limpiadores naturales.
  • Todos los antioxidantes. Reducen el riesgo de padecer cáncer a lo largo de la vida. Recordemos que esta es una enfermedad muy influida por las condiciones del medio.

Fuentes

Ecoosfera.com

Organización Mundial de la Salud

www2.latercera.com

Periódico La vanguardia

Categorías Destacados Siempre alerta tips y consejos útiles