Libertad Financiera

Cuando la conjura de Querétaro fue descubierta, en 1810, Miguel Hidalgo se lanzó a proclamar la independencia nacional desde la iglesia de Dolores Hidalgo. Sin embargo, la independencia propiamente dicha nos costó mucho más. Se concretó 11 años después, en 1821, aunque durante la mayor parte del siglo XIX México siguió sujeto a vaivenes políticos internos y externos, en buena medida porque no era independiente desde el punto de vista económico. Fue hasta entrado el siglo pasado que logramos eso, y conservarlo sigue siendo una tarea ardua.

De la misma manera, todos nacemos dependientes de nuestros padres o tutores, pero llega el momento en que nos volvemos autónomos y empezamos a encarar nuestras responsabilidades familiares, profesionales y económicas. Sin embargo, pocos contamos con libertad financiera sin trabajar continuamente para enfrentar gastos. Con frecuencia nos va bien y empezamos a gastar sin pensar en esa etapa que sentimos remota, pero que llegará inevitablemente: el día de retirarnos.

Nadie quisiera, al menos conscientemente, ser una carga para sus seres queridos, además de que nunca sabemos cómo estarán las cosas a varias décadas de distancia. Recientemente hablaba de esto con mi amigo Pablo, quien me decía: “Yo en lo personal me siento culpable ante la persona que seré en el futuro, el que va a jubilarse, porque no he sido responsable desde el primer día que comencé a ganar dinero, amparado en justificaciones tontas”. Esto es cierto: la mayoría de los mexicanos (60%) pensamos que nunca nos faltará el sustento, y la mitad creemos que está bien contar con el apoyo de la generación que viene atrás, porque así se acostumbraba antes. Para el 80%, la obligación es del gobierno. ¿Cuál es el resultado? Siéntate para recibir esta noticia: el 84% de nuestros compatriotas, Pablo incluido, no ha ahorrado nada a largo plazo ni prevé el retiro. Pero muchos abuelos, el 41% de la gente mayor, siguen trabajando por necesidad. En tanto, otro 40% depende económicamente de sus hijos.

Desde luego, la mayoría de los que han vivido así parece pensar que se va a morir antes de enfrentar el gran dilema. Sin embargo, y todo el mundo lo sabe, la esperanza de vida es cada vez mayor. Si, como se espera, Pablo llega a los 80 años, el retiro que le corresponde por seguridad social no cubrirá más que un tercio del nivel que tendría de aquí a 25 años, la edad de dejar su trabajo. Para ese entonces, el Pablo del mañana se sentiría realmente decepcionado del actual. “Tanto él como yo estaremos en una encrucijada muy compleja, porque entonces ya será demasiado tarde para hacer algo al respecto”, concluyó.

Dependiendo de los años que tengas, te quedan entre 10 y 40 para el momento de la jubilación. Mientras más joven seas, más oportunidades tienes para asegurar un futuro sin estrecheces ni depender de nadie. Esa es una satisfacción que mereces tener, y también concederle a los tuyos, incluyendo esa persona que serás algún día.

PROYECTA, ELIGE y CONSOLIDA

Si estás convencido de la conveniencia de asegurar tu futuro, GNP te ofrece varias soluciones adaptables a tu situación y necesidades.

Te permite generar un ahorro garantizado y ajustado a la inflación (libre de impuestos a los 60), que te da certeza, y distintas maneras de recibir tu dinero al vencimiento del plazo.

Es un plan personal de retiro para generar un ahorro garantizado, al tiempo que brinda la oportunidad de disminuir el pago de impuestos y maximizar el patrimonio mediante una estrategia fiscal definida.

Es un seguro que te permite construir un ahorro garantizado para tu retiro, al tiempo que otorga flexibilidad para definir tu estrategia fiscal a través de incentivos de la Ley del ISR.

Es un seguro que evoluciona contigo. Contarás con protección, construirá un ahorro para el retiro según tus posibilidades y aprovecharás incentivos fiscales que reduzcan el pago de impuestos al tiempo que maximizas los rendimientos de tu ahorro.


Estas soluciones incluyen cobertura por fallecimiento, con apoyo para gastos funerarios, así como por enfermedad, invalidez y muerte accidental. Además, si eres mujer contarás con acceso a protección adicional contra padecimientos frecuentes o exclusivos de tu género. Puedes tomarlas entre los 18 y los 55 años (60 en el caso de Elige).

Para mayor información acerca de cómo ahorrar para un retiro increíble, acércate con tu Asesor Profesional de Seguros, comunícate a Línea GNP o
ingresa al portal gnp.com.mx

Categorías Cuida tus finanzas Destacados